Tras más de 10 años maquillando novias, reconocí un patrón que muchas novias repiten y no por ellas mismas sino por el timing al que están sometidas a lo largo de todo el año de preparativos. 

     Sin duda alguna, es uno de los años más estresantes que pueda vivir una pareja y que decir de la novia que además tiene que lucir un maquillaje natural pero de vanguardia, con los mejores productos y encontrar a una maquilladora que realice todo esto y además se desplace hasta el lugar de la ceremonia, no es fácil, por mucho que haya exceso de oferta de profesionales. 

     A mi forma de ver las bodas y después de maquillar y conocer a más de 300 novias, llegas a la conclusión de que la maquilladora para el día de tu boda no puede ser una maquilladora más, tiene que convertirse a lo largo de todo el proceso de creación de la imagen que vas a llevar en un día tan especial, en tu amiga, en una persona de confianza y referencia a la que poder consultar todas las dudas que tengas, una persona que sepa lo que sepa lo que quieres y te oriente hacia la imagen que siempre has querido cuando el estrés y los nervios hacen su aparición, eso es una MAKEUP PLANNER. 

     Es por eso por lo que una makeup planner, es mucho  más que una maquilladora, es una persona que se compromete personalmente contigo a desarrollar la imagen que siempre has querido, es aquella que no te pone pegas ni impedimentos sino la que te busca soluciones para que veas en el espejo la imagen que siempre has tenido en tu cabeza. 

Las novias que me contratan no son personas cualquiera, pasan a formar parte de mi gran familia y siempre me tienen ahí cuando lo necesitan.

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© 2016 María Trojaola del Val

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle